lunes, 15 de febrero de 2010

Cañón del Colca

Fin de semana a lo guiri, inevitablemente. Para ir hasta allá la manera más segura es tomar un circuito con una agencia que te lleva hasta ese fin del mundo. Sin embargo tienes que aguantar las paradas en lugares turísticos para que los guiris se compren jerseys de alpaca, lo cual está muy bien para la economía local, pero desde mi punto de vista rompe el encanto natural del lugar. La primera parada en el camino fue muy necesaria ya que era en una pequeña tienda donde pude comprarme hojas de coca para mascar. Íbamos a subir hasta 4000 metros, si no recuerdo mal y a esa altura el soroche es casi seguro. Estuve todo el camino haciendo fotos al maravilloso paisaje y a las alpacas y vicuñas cuando éstas aparecieron (las segundas son salvajes así que eran más difíciles de ver) El grupo estaba formado por peruanos, franceses, chilenos, una pareja holandesa, otra española el abuelo estonio (un crack). Cuando llegamos al Mirador de los Volcanes, que era el punto más alto de la ruta, Alba dejó de existir como persona. Dolor de cabeza intenso, vértigo, cansancio y pesadez, naúseas, vómitos, llegada de la menstruación y una poquita de diarrea, lo que se conoce como el Síndrome del desperdicio humano o Sd de García Delgado. Yo pensé que me moría en ese momento, parecía que el cerebro se me saldría por las orejas, pero es tan chiquito que se quedó allá dentro.

Después del camino de la muerte lleno de curvas y baches, además de la altura, llegamos a Chivay donde casi me bajo como en papa a besar el suelo. Allí si era tradiconal, sus mujeres con trajes típicos y los nenes indígenas. Conocí a uno que se llamaba Juan Carlos y me hice una foto con él y su llama, que se llamaba Harry Potter. Luego me arrepentí de haberle dado dinero pero en el momento de hacerme la foto estaba tan contenta que no caí en lo del niño pidiendo en la calle. Bueno limpiaré mi conciencia pensando que es verano y el colegio está cerrado.

Por la tarde fuimos a unas termas, guauuuuuuuuuuuuuu. Qué estrés. Entre las montañas piscinitas artificiales con agua a 39º. Te metías y estabas en la gloria y cuando salías, grrrrrrrrrrrr, qué frío. Estuve con el matrimonio español y las chilenas, allí sufriendo. Fue curioso bañarme viendo cómo se aproximaba la tormenta y cuando salí del vestuario lleaba el forro polar y el chibasquero y me llovió.

Por la noche me sentí la más guiri del planeta. Nos dijeron que veríamos un espectáculo folklórico y como estaba el carnaval en el pueblo yo pensé que era eso, pero no. Nos llevaron al típico tablao flamenco para guiris pero al estilo peruano. Yo quería comer lo que fuera por la calle y ver a la gente del pueblo en el carnaval, pero me metí en la boca del lobo y ya no supe cómo salir. Lo único bueno de la noche fue que me comí un filete de alpaca tela de rico. Junto a mí se sentó el abuelo estonio, para hablar en inglés y la verdad que era todo un personaje, muy muy guiri.

Al día siguiente, aunque le había pedido que no me despertara, la señora del hostel me despertó a las 5.30 GRRRRRRRRRRRRRRR. ¿por qué el puñetero cóndor no sale más tarde? No, él tiene que salir "con la luz de un feliz amanecer" vamos, tela de temprano. Tomé mi "desayuno continental" con las dos danesas sosas, que eran tela de sosas. Luego estuve jugando con el nene del albergue, 3 años, con unos cachetones...... pa comérselos mare!!!! le habría hecho una foto pero pasaba de convertir al nene del albergue en un recuerdo turístico. Por la mañana el carnaval continuaba pasando por las calles. El señor del albergue me explicó que son los solteros los que van tocando los instrumentos en busca de novia. No veas, to la noche tocando el tambor, chiquilla!!!!!! haznos un favor a todos y hazte su quería pa que deje el tambor!!! No sé si encontraron novia. Allá además me dijo que las bodas suelen hacerse en agosto, así pa que se conzcan un poco, que si no tienen que salir a tocar el tambor al año siguiente. Bueno yo bromeo, pero me gustó.

Tras eso fuimos por el cañón, a lo largo del río, visitando los pequeños pueblos. Una genialidad lo de hacer terrazas en las laderas de las colinas para la agricultura, además de útil le daba una imagen supersuperbonita. En cada pueblo, como manda el turismo, había en la plaza del pueblo señoras con sus trajes típicos y sus yamas para hacerte una foto o señoras vendiendo productos de lana y todo, por supuesto, junto a una iglesia............construida por los españoles, como no. Yo, metida en mi papel de guiri, hacía fotos a cascoporro, pero pasaba de ponerme junto a las llamas o de comprar.

Tras pasar por varios pueblos llegamos a una especie de mirador. Allí nos dejó el bus e hicimos una mini caminata de unos 40 minutos. Menos mal que no escogí la versión de "trekking in Colca" porque ahora sé que habría muerto. La ruta era sencilla, pero yo respiraba y en mis pulmones no entraba aire, bueno algo entraría, pero sin oxígeno, Dios mío. Llego a andar 3 días y no sé qué habría sido de mí, probablemente la nueva Juanita. Tras la "dura" caminata llegamos al mirador del cóndor. La miradas fabulosas. El guía nos expplicó además que las montañas que teníamos enfrente separaban la sierra de la jungla. Además los ríos de la parte en la que nos encontrábamos iban al Pacífico y los de más allá al Atlántico. Un maravilla cuando miras allá y lo piensas.

Tras hacerme una foto con cada montaña, otra mirando al infinito en plan pensativa e intentar fotografiar una lagartija..... "el cóndor de los Andes descendió" GUAUUUUUUUUU Al princpio lo veía chiquito y casi lo habría confundido con un gorrión. Poco a poco se fue acercando mientras planeba sobre nuestras cabezas, pero parecía algo tímido. Propuse que alguien se hiciera el muerto, por ver si se acercaba, pero no hubo voluntarios. De pronto decidido voló sobre nuestras cabezas..... ¡¡VAYA BICHARRACO!! yo me puse nerviosa, empecé a decir "aquí viene, aquí viene, aquí viene" pero cuando pasó no atiné con la foto. Le vi hasta lo rojito del cuello, pero la foto al cielo no me quedó muy artística. Como se enteró que yo estuve lenta, repitió sobre nuestras cabezas, pero fui igual de lenta. Luego me subí a la Cruz del Cóndor, abriéndome paso entre multitud de bichitos volantes, para hacerme otra foto. Es que sólo tengo 800, sí, ya mañana cuelgo alguna.

Del viaje poco más quedó, una paradita para comer y vuelta por el camino de la muerte hasta Arequipa. Esta vez fue mejor porque la peor parte la pasé dormida y el resto hablando con el guía sin parar.

Al llegar mis vecinas de habitación se habían ido y en su lugar había un canadiense muy simpático. Empecé a hablar con él en inglés (ya no lo mezclo con el francés) y terminó invitándome a un mate que había comprado en Argentina. Se quejaba de su mal español y que así no podía comunicarse bien. Tras unas horas de charla en la terraza del hostel nos fuimos a la Plaza de Armas a comer en unos de los restaurantes con vistas a la catedral, superbonito y superrico. No le gustó el pisco-sour y ponía cara rara cuando bebía, qué risa. Yo comí, para variar superrico, pero luego casi no podía dormirme de lo llena que tenía la barriga, aunque el cansancio pudo con el palta relleno y con el nomeacuerdo criollo.

Me voy a coger un bus en dirección a Puno, pienso llenarme la boca de hojas de coca como una vaca y rumiar todo el camino, para llegar siendo persona.

7 comentarios:

Pili dijo...

y yo que te imagino mascando...weno...lo de las fotos ya lo hemos hablao, yo me porto bien y tu las cuelgas...no?1 besituu

eltiodelsaco dijo...

Necesitamos ver fotos YA!
La Arba camino del Titikaka!

Pili dijo...

Estoy con el Sr.Piriz...SUBE FOTOS YAAAAAAA!!!Q se te acumulan!!jeje ^^

lobobailon dijo...

Yo no digo na, pero alguna fotito se agradecería, por lo menos del corte de pelo!!
Por cierto, está la vicuña más rica que el entrecot de buey?

Alba dijo...

Bueno ya voy a ver lo de las fotos. Es que en fotolog solo me dejan subir una al dia y en el picasa tengo que descargarme no se que que no puedo hacerlo en los ciber, asi que sintiendolo mucho por los que no tienen facebook, de momento voy a ponerlas ahi. Este teclado no tiene tildes.
No era vicuña, sino alpaca y no me recuerdes el buey, que me da pena...

Javithink dijo...

yo mentalmente no he pasado de los 12 años, así que o pones fotos al texto o yo dejo de leerte :P

Carmen dijo...

YO hice el Trekking en el Colca!!!2 días de trekking bajando y subiendo metros y metros...y luego decis que soy flojita! (tengo que confesar que la subida final la tuve que hacer montada en mula pq era imposible para mi....50 grados de desnivel...no podia con mi vidaaaaa!) Paisajes geniales verdad Alba? Un besazo