miércoles, 24 de febrero de 2010

Titikaka 2

Cuentan que el nombre del lago no es Titicaca, ni siquiera Titikaka, sino más bien algo parecido a "Titikarka". El origen según dicen unos guías es porque "titi" significa animal salvaje o puma en quechua y karka piedra. Unos guías me han dicho que era mezcla de aymara y quechua, otros que sólo era quechua. Unos aseguraban que el nombre del lago se debe a que su forma a vista de pájaro representa un puma cazando a una liebre (que yo no logro ver por más que mire el mapa). Otros, ya en el lado boliviano, aseguran que se llama así debido a que en la Isla del Sol existe la roca sagrada con forma de cabeza de puma. Yo no sé muy bien cuál es la versión real si es que la hay, lo que sí me quedó claro es que los españoles, al no poder pronunciar el término en quechua, modificaron el nombre del lago a Titicaca que es como se conoce actualmente aunque no sea el original.

El día empezó muy temprano en Amantaní. Tras un sabroso desayuno nos dirigimos al puerto. Reina nos acompañó y allá nos despedimos y partimos en dirección a Taquile, otra isla del Titikaka peruano algo más grande y más turística que la anterior.

Cuando llegamos,los turistas que subían por el sendero de la isla parecían,a lo lejos, hormiguitas. Tras mi ceremonia de protector solar 50, sombrero y gafas me convertí en una hormiguita más. Íbamos caminando tranquilamente, disfrutando del paisaje. Gustavo, Lucía y yo posábamos en cualquier lugar digno de foto, evitando que un niño se metiera en ella y nos pidiera dinero en su inconsciente explotación infantil.

La isla es un lugar maravilloso al que creo que el turismo le ha perjudicado más que traer beneficios. Allá vivían las comunidades tranquilamente y ellos tenían hasta su propio sistema político. La pesca y la agricultura eran sus principales actividades antes de la entrada de los turistas. Actualmente, cada día llegan barcos cargados de turistas deseando observar la paz de una isla que, sin ser conscientes de ello, destruyen con su visita. Una señora me aseguraba que era mejor que vinieran turistas porque la pesca ya no era lo de antes "el lago está más contaminado" me aseguraba. Otra, en cambio, afirmaba que muchos habían abandonado la agricultura porque el turismo era más rentable y menos cansado. De cualquier manera, los circuitos te llevan a ver unas comunidades en un entorno natural contaminado a su vez por el propio turismo. Los niños, que realmente querían jugar a echarse agua en la calle (por el carnaval) iban ataviados con trajes regionales e intentaban meterse en la foto para luego pedirte un sol. Ellos no tienen la culpa, tal vez ni siquiera los padres que los obligan a hacerlo por dinero, quizás la culpa sea de los turistas, pero me aseguran que el dinero de los turistas es muy importante allá. No sé qué conclusión sacar, pero todo aquello me pareció una especie de "prostitución de la cultura". Parece que todo lo que traiga dinero es bueno, aunque al menos no pierden sus tradiciones como el carnaval.

En ocasiones me paro a reflexionar demasiado. La verdad es que la visita me gustó, pero me habría encantado que los niños no pidieran dinero ni caramelos y que la vida transcurriera ajena a los intrusos que llegamos, aunque mucho me temo que eso no es posible.

Tras recorrer toda la isla, ver sus vistas del lago, sus terrazas de cultivo, sus arcos separando comunidades, la plaza central, las placas solares en las casas y tras descender unos 500 escalones, llegué de nuevo al barco. Sólo me esperaba la vuelta a Puno a descansar tranquilamente, cuando Andrés me propuso un plan: ir al carnaval de Juli, pequeña población del sur del Titikaka de la cual yo no había oído hablar jamás. Sonaba realmente tentador.

4 comentarios:

Piluxina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Piluxina dijo...

Esto se va pareciendo más al final de un capitulo, eh??Para la próxima entrada...previously on lost...

Andres dijo...

Alba me has hecho famoso en tu blog. Que increíble. Desde ahora te voy a seguir hasta el final de la novela

lobobailon dijo...

Pero al final le diste el sol al niño o no?