domingo, 21 de febrero de 2010

Puno

Tras mi gran experiencia raftisiana y tras unas sabrosas empanadas me dirigí camino a Puno. Cuando llegué a la estación me llamó la atención la gran cantidad de gente que allí había, familias enteras a punto de marchara algún lugar del país, llena de bártulos y churumbeles. Para variar, en la estación también había internet, así que esperé allí entretenida.

El viaje en bus fue una mezcla entre horrible y horroroso. Cambié de compañía por probar y la verdad es que era bastante cómodo, hasta que pusieron el aire en "modo Groenlandia" y la señora que estaba detrás de mí empezó a roncar. Tarde, pero vivos, llegamos a Puno.... LA CAPITAL DEL FRÍO!!! (su madre y yo en short).

Al día siguiente me levanté supertarde, sobre las 10.30. La señora del hostel, que era un poco madre, me dijo que mi desayuno llevaba toda la mañana esperándome y yo que no sabía que tenía desayuno y ya había tomado algo. Sin problema, redesayuné, rico rico. Tras eso salí de paseo por Puno, a conocer aquello y en busca de alguna oferta para ir al lago Titikaka.

Al salir me di cuenta de cómo era aquello de turístico. En la calle principal sólo había pizzerías, hamburgueserías, tiendas de souvenirs y agencias de viajes con los carteles en inglés. La verdad que no me gustó mucho, pero es lo que trae el turismo: la transformación; porque aunque a mí me guste ver los lugares lo más autóctonos posible, es cierto que muchos turistas adoran esa transformación occidental que yo tanto detesto.

Paseé hacia la plaza de Armas, entré en la catedral y luego me dediqué a recorrer callejuelas. Pasé por algunas agencias y pregunté pero no me convencia el precio ya que en el hostel me habían ofrecido uno muy bueno. Tenía un as bajo la manga porque mi amiga Lisbeth me había dado el número de un señor que podría conseguirme un buen precio, aunque al final me lo conseguí en el mismo hostel. Tras pasear terminé en el museo naval de Puno, muy pequeño pero daba información sobre el Lago y tenía también datos y mapas sobre cómo Bolivia perdió su salida al mar. Como siempre el ser una tierra rica en materias, en este caso el guano y el salitre, les llevó a la guerra y con ello Chile extendió poco a poco su frontera hacia el norte.

Por la tarde ya había contratado los tours a un precio inigualable, los dos por el precio de uno (como diría un amigo turco que conocí luego, fui muy mora). El primero fue a Sillustani. Un antiguo "cementerio" preinca que luego sería también usado por los incas atan sólo unos kilómetros de Puno. En el grupo me encontré con un par de catalanes que llevaban varios meses viajando y que su prima había hecho el Mir, esta vida...

La verdad que de las torres funerarias no quedaba demasiado, pero lo que sí seguí en pie era bastante interesante. El guía nos explicó que las torres eran más anchas en su parte superior porque simulaban un útero. En su interior el muerto, momificado, se introducía en posición fetal, para que así naciera en su nueva vida. Además de las costrucciones, había llamas para hacerle fotos y un paisaje genial. No sé si será la altura, pero aquí el cielo las nubes y el agua quedan preciosas en las fotos, incluso hechas con una cámara como la mía (tiene ya muchos años y pocos píxeles)

A la vuelta el bus se paró en una casa para que viéramos cómo vivían, yo eché una ojeada pero no me quedé porque me parecía una turistada.

Ya en Puno me decidí a cenar algo típico. Mi sorpresa fue que sólo encontré comida occidental. Dí muchas vueltas, el hambre acuciaba y sólo encontraba "internet y llamadas". No quería alejarme mucho porque, aunque dudaba que fuera muy peligroso, no conocía la ciudad. Un poco en contra de mi voluntad terminé comiéndome una pizza, ya que la alternativa era un teclado. No estaba mal, al menos era al horno tradicional. Tras eso y un sofocón con las fotos me fui a la cama deseando que fuera ya mañana para ir al famoso Titikaka.

2 comentarios:

lobobailon dijo...

Vamos, que estás de guiri total, aunque tú no lo quieras!! Chancletas con calcetines FOREVER!!!!!

Piluxina dijo...

Larguiiii, gracias por acordarte de mi con lo del Club de Voleybol de Puno!!! ^^